PREPARAR EL CAFÉ DEBE SER UN RITUAL

Los posos de café no puede leerse de cualquier forma. Es necesaria una preparación que muchas veces es una ceremonia. Tengo mi propio concepto. Mi madre preparaba el café en “Jezvé” una especie de recipiente de cobre o bronce.

Para hacerlo, se coloca sobre el fuego y hay que vigilarlo de cerca porque si rompe el hervor ya no sirve. Hago una serie de oraciones para abrir el portal de la sabiduría que me mostrara el café. Cada persona debe beberlo sin apuro, saboreando cada sorbo y concentrado en sus pensamientos. Cuando termina todo el líquido y llega a la borra depositada en el fondo del pocillo, se da vuelta hacia afuera y se deja apoyado sobre el plato esperando que la borra vaya cayendo y se formen las figuras que se interpretarán. Hago unas oraciones sagradas dando vuelta a la tasa, de esta forma mi persona como la persona que consulta, entramos a un plano sagrado donde se debe estar concentrados y armonizados en un espacio energético acentuado con velas, la audición de una serie de melodías que predispongan a la apertura de los sentidos y las interpretaciones.

CONTACTOS

Puedes contactarme por cualquiera de estos medios!.

  • Facebook
  • Instagram